JavaScript, comúnmente abreviado como JS, es un lenguaje de programación que se ha convertido en una pieza fundamental de la tecnología web, junto a HTML y CSS. Su amplia trayectoria ha dado lugar a una gran cantidad de recursos disponibles para quienes se inician en su aprendizaje, así como a un vasto recorrido por parte de la comunidad de desarrolladores, lo que se refleja en la abundancia de material online.

 

Algunas claves a destacar sobre JavaScript:

Versatilidad: Se utiliza tanto en el desarrollo web del lado del cliente (para crear páginas web interactivas) como en el lado del servidor (para construir aplicaciones web dinámicas).

Popularidad: Es uno de los lenguajes de programación más utilizados en el mundo, presente en la gran mayoría de los sitios web.

Facilidad de aprendizaje: Su sintaxis es relativamente sencilla y existen numerosos recursos gratuitos para aprenderlo.

Amplia gama de aplicaciones: Se utiliza para crear desde juegos y animaciones hasta aplicaciones complejas y sistemas de comercio electrónico.
Comunidad activa: Cuenta con una comunidad de desarrolladores grande y activa que constantemente crea nuevas herramientas, bibliotecas y frameworks.

 

“JavaScript vainilla” ¿Qué es?

Es la forma pura y simple de utilizar este lenguaje para construir sitios web, sin la necesidad de bibliotecas externas. Uno de los aspectos positivos es que permite crear código que funciona de manera uniforme en diferentes navegadores, evitando la carga innecesaria de bibliotecas externas que podrían ralentizar el sitio.

Algunos desarrolladores creen que es fundamental dominar JavaScript vainilla para tener un control total sobre el código. Otros prefieren usar frameworks y bibliotecas para ahorrar tiempo y enfocarse en aspectos más específicos del desarrollo.
JavaScript vainilla es una opción válida para aquellos que buscan simplicidad, eficiencia y control sobre su código. Sin embargo, los frameworks y bibliotecas también pueden ser herramientas valiosas para acelerar el desarrollo y acceder a funcionalidades avanzadas.

 

Desventajas a tener en cuenta:

Si bien JavaScript es una herramienta poderosa para crear experiencias web interactivas, también tiene algunos aspectos que debemos considerar:

1. Compatibilidad con navegadores:
Interpretación variable: Diferentes navegadores pueden interpretar el código JavaScript de manera ligeramente distinta, por lo que es necesario probarlo en diferentes plataformas antes de publicarlo.
Soporte limitado en navegadores antiguos: Algunas funciones nuevas de JavaScript no son compatibles con navegadores más antiguos, lo que requiere pruebas adicionales para garantizar una experiencia adecuada en todos los dispositivos.

2. Seguridad:
Código visible: El código JavaScript es visible para el usuario, lo que lo hace vulnerable a ser copiado y utilizado con fines malintencionados.
Posibles vulnerabilidades: Errores de codificación pueden generar vulnerabilidades que podrían ser explotadas por personas malintencionadas.

3. Representación:
Errores críticos: Un único error de codificación puede detener la ejecución de todo el código JavaScript en una página web.
Impacto en la experiencia del usuario: Para el usuario, esto se traduce en que la funcionalidad interactiva del sitio web no funciona, lo que puede generar una experiencia frustrante.

Es importante ser consciente de estas limitaciones al utilizar JavaScript. Sin embargo, con las prácticas de desarrollo adecuadas, como pruebas exhaustivas y codificación segura, se pueden minimizar estos riesgos y aprovechar al máximo las ventajas que ofrece este lenguaje para crear experiencias web dinámicas y atractivas.
En resumen, JavaScript es un lenguaje de programación esencial para cualquier persona que desee desarrollar sitios web o aplicaciones web. Su versatilidad, popularidad y facilidad de aprendizaje lo convierten en una herramienta invaluable para los desarrolladores web.

 

Puedes encontrar más información y postular a la siguiente fecha aquí.